15 pautas para mejorar un comercio electrónico

Mejorar un comercio electrónico

Cuidar la estructura y apariencia de un comercio electrónico se ha de tomar como un reto a conseguir en el que teniendo en cuenta una serie de indicaciones, traerá excelentes resultados a medida que vamos realizando las acciones de mejora necesarias.

Resultarán imprescindibles para lograr destacar nuestra tienda, logrando además una experiencia de usuario para cautivar al cliente (y que realice las conversiones y acciones que deseamos, recordad que sólo es importante atraer tráfico sino lograr convertirlo en nuestros clientes, suscriptores, que interactúen con la marca, etc) también conseguiremos gustarle más a Google y nos posicionaremos mejor respecto a nuestra competencia.

1. Sencillez.

La simplicidad facilita la visión del usuario y le ayuda a enfocar su atención en los puntos fuertes que deseamos potenciar, ya sea una imagen, un texto, una frase destacada o una llamada a la acción. Además, es la característica preferida de los usuarios. El tiempo que pasa un visitante en un website es muy breve, por lo que ir al grano en cuanto a experiencia de usuario se refiere, es fundamental filtrando categorías y brindando una experiencia lo más personalizada posible. Para conseguir que tu sitio web sea fácil de usar se ha de tener en cuenta lo siguiente:

  • Crear una navegación visual efectiva y atrayente.
  • Mejorar la funcionalidad de búsqueda con una opción de auto-completar.

2. Tener un diseño web responsive.

Un diseño web responsive hace posible un ajuste adecuado de la página web a todos los formatos de pantalla. Al tratarse de una misma versión, todo el tráfico que genera llega a una misma URL. Y esto trae dos beneficios finales importantes: incremento de las ventas y mejora de las posiciones en los buscadores. Es un punto clave puesto que todas las acciones resultan verdaderamente provechosas. ¡El porcentaje de transacciones en sitios móviles alcanza el 50%!

3. Imágenes y vídeos con la máxima calidad.

Pero con ello no es suficiente, al ser un visita online no es posible observar el producto con los 5 sentidos, por ello es importante mostrar imágenes del producto desde diferentes ángulos. Un buen ejemplo de dicha práctica es ASOS, que además de fotos contiene vídeos que muestran cómo luce una prenda en movimiento.

Ejemplo De Producto En Tienda Online Optimizado

Otra pauta a cuidar es la parte técnica, es decir, que las imágenes se carguen en el menor tiempo posible.

4. Valoraciones de usuarios.

Juegan un papel crucial en la venta online, un altísimo porcentaje de consumidores consulta las reseñas de los productos y decide adquirirlos o no en función de éstas. De igual forma sería recomendable usar alguna plataforma de revisiones más conocidas y tener presencia en ellas.

5. Promociones y ofertas.

Los comercios electrónicos de éxito lanzan ofertas y otras acciones de marketing a través de redes sociales, email, otros mensajes, etc. No obstante, si deseas prosperar hasta el siguiente nivel debes de sacarle partido a la sección de encabezado o parte superior de tu tienda online para destacar ahí las ofertas.

6. Listas de deseos.

Son un espacio donde los usuarios muestran interés sobre los productos que les gustan (que por algún motivo no realizan la compra en el momento pero es posible que la hagan en un momento futuro) y dejan constancia de ello. Los datos extraídos de éstas listas nos permiten conocer las preferencias y gustos concretos de cada cliente y poder emplear luego campañas de remarketing personalizadas que muestren productos relevantes para el cliente y reporten mayores tasas de éxito.

7. Buscar en la tienda.

Para aquellos comercios que dispongan de tiendas físicas les sería beneficioso indicar la disponibilidad en su sitio web de los productos, el local donde se encuentran disponibles e incluso la cantidad de stock (actualizada) que hay en ese momento.

8. Productos relacionados.

Si desea aumentar el gasto de los clientes en el ticket medio éste es un excelente método para tal fin. Aunque mostrar artículos relacionados ha de hacerse con cuidado pues no debemos sobrecargar al usuario, sino procurar enseñar aquellos artículos que guarden una estrecha relación con los que quiere el cliente y complementen su compra.

9. Preguntas frecuentes (FAQ).

Para compras complejas o usuarios que aún no se han convertido en nuestros clientes y por lo tanto no conocen nuestras formas de registro, pagos, envíos, devoluciones … es normal que presenten varias dudas sobre éstos aspectos, contar con una sección donde puedan informarse al detalle sobre las opciones, facilita en gran medida las transacciones y da credibilidad al servicio de la empresa.

10. Conexión social.

Conectar con tu clientela de manera online ayuda a generar confianza y cercanía con la empresa, hacerlo a través de las redes sociales es una forma viable de conseguirlo. Existe una amplia diversidad de opciones, como ejemplos proponemos frases motivadoras, sobretodo tan necesarias en estos momentos, imágenes en las que se usan los artículos de diferentes formas, vídeo tutoriales para el funcionamiento o sacar el mayor rendimiento,y cualquier otra que se te ocurra ¡es buena idea!

11. Seguridad.

Los pagos online deben ser seguros, los clientes han de percibir esa garantía de que sus datos e información sensible estarán seguros y no habrá ningún riesgo en la privacidad. Algunas formas de reforzar la seguridad es estableciendo certificados SLL, ofrecer autenticaciones con dos pasos en lugar de uno y dejar clara la política de privacidad en la web.

12. Diversidad de formas de pago.

Intentar hacer del proceso de pago un proceso sencillo y fácil para el cliente y procurar aceptar los varios métodos de pago online existentes para mayor comodidad del cliente, en caso de excluir alguno, dará buena imagen a la marca explicar a qué se debe la excepción.

13. Información clara y detallada sobre los envíos.

Te interesará saber que los costes sorpresa en los últimos pasos del proceso de pago son la razón principal de abandono del carrito de compra. Un comercio electrónico empático con el cliente muestra toda la información de interés para el mismo, en este caso hablamos de todo lo relativo a los envíos: tiempo de procesamiento de los pedidos, plazos y puntos de entrega, posibles retrasos, etc. Ofrecer la opción de envío gratuito siempre atraerá a los visitantes y habrá más probabilidad de que finalicen la compra.

14. Páginas de contacto.

Facilitar las vías de contacto para que haya una comunicación rápida, fluida y de calidad con los consumidores, está especialmente recomendada en comercios de productos con cierta complejidad o de alta gama. El objetivo es que quede resuelta toda duda y no haya ningún impedimento que impida la transacción.

15. Política de devoluciones.

Si un cliente desea devolver un artículo al no sentirse satisfecho con la compra, tendrá el derecho a poder devolverlo siempre y cuando las características del producto y de su uso lo permitan, no obstante, la empresa está obligada a mostrar de manera clara las condiciones de su política de devoluciones y a indicar los pasos y plazos en que deberán realizarse correctamente.

Como hemos visto, no existe ningún secreto para que nuestro comercio electrónico roce la perfección, simplemente es cuestión de atender cada una de las partes por las que está compuesto, simplificar aquellas que puedan crear rechazo en los consumidores y optimizar las que lo requieran. ¿Comenzamos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat