Vender en un e-commerce, marketplace o redes sociales

Cuando alguien se plantea vender por internet, lo primero que piensa es en crear una tienda online. En estos últimos años en los que se ha normalizado acercar los productos de un negocio a sus clientes al otro lado de la pantalla, ha aparecido con fuerza el marketplace y hasta la posibilidad de vender en redes sociales. Aunque su fin sea el mismo, vender los productos en un ecommerce, marketplace o una tienda en el perfil de redes sociales, presenta diferencias y particularidades que te cuento a continuación.

E-commmerce: tu tienda online propia

Vender tus productos en tu propia tienda online es siempre necesario. Tener un ecommerce propio te garantiza todo el control sobre tus productos y la gestión de las ventas. Con tu propia tienda online, ofreces una mejor experiencia de usuario a tus clientes, ya que es el trato con ellos es más cercano, ofreciéndoles ventajas como un envío y servicio post-venta más rápido y eficaz, la posibilidad de resolver dudas antes de comprar el producto. Además, se consigue una fidelización con el cliente más efectiva e inmediata.

Ecommerce

¿Qué es un marketplace?

Así, para que me entiendas, utilizando una analogía, un marketplace es un centro comercial online en el que tienen cabida una variedad de vendedores que muestran sus productos. La compra se realiza en la plataforma, por lo que no hay que salir de ella para realizar ninguna gestión. A la hora de vender un producto en un marketplace, intervienen el vendedor, la plataforma y el comprador. Todo el proceso de compra tiene lugar en la plataforma que se encarga del pedido y su envío.

Existen dos tipos de marketplace:

  • Generalistas: venden todo tipo de productos.
  • Verticales: venden productos de una categoría determinada.

Ejemplos conocidos son Amazon, Etsy o Privalia.

Vender en un marketplace

Existen varias situaciones en las que vender tus productos en un marketplace. Por ejemplo, acabas de decidir vender productos online y nos dispones de tienda. Pensar en un marketplace puede ser una opción ya que supone un ahorro de tiempo para ver sus productos online ya que no hace falta crear y configurar toda la tienda online, que es un proceso que lleva su tiempo. Otra de la situaciones por las que animarse a vender en un marketplace es si se tiene en mente la internacionalización de los productos. Mostrándolos en un marketplace, se puede llegar a lugares en los que sería muy difícil vender utilizando otros medios. Otras de las razones por las que vender en un marketplace es la visibilidad. Aún así, hay que tener en mente que la competencia también estará presente en la misma plataforma.

Vender en redes sociales

Las redes sociales están adquiriendo cada vez más protagonismo para hacer accesibles los productos de las marcas a los usuarios. Son una gran ayuda a la hora de hacer branding y ofrecen integraciones específicas para la venta. Para conseguir los objetivos, se debe analizar bien el público al que se dirige el negocio ya que pueden no encontrarse en esa red social. Es una buena opción para la promoción de productos ya que hay mucha interacción con los usuarios.

Mi consejo es tener siempre una tienda online ya que te ofrece un control total sobre tus ventas y productos, puedes personalizar en todo momento el proceso de compra y no dependes de terceros para la gestión. Tu marca se distingue de la competencia y gana autenticidad. Aún así, las tres opciones son complementarias y, según las necesidades de las empresas, pueden ayudar en la venta de los productos.

En close·marketing analizamos las necesidades de tu negocio y te aconsejamos sobre cuál es la mejor opción para hacer llegar tus productos a tus clientes. Hacemos crecer las marcas y las llevamos allí dónde está su público objetivo. ¿Hablamos?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

¿Quieres enterarte de todas las noticias y novedades #Closer?

Foto del autor

Conoce a

Gabriela Vaquera

Me anticipo a las necesidades de los clientes, uniendo innovación y creatividad, para que crezcan y se diferencien de la competencia. El futuro está por construirse, ¿empezamos?

Deja un comentario