Video Marketing en la decisión de compra

El Video Marketing está de moda, y no lo decimos nosotros, lo dicen las estadísticas. Google confirma que el 55% de los usuarios utilizan el vídeo para tomar decisiones de compra.

«Para cada vez más compradores, el vídeo se está convirtiendo en algo indispensable cuando están listos para comprar. De hecho, más del 55% de los compradores en todo el mundo dicen que utilizan vídeo en línea mientras compran en la tienda».

Se ha instaurado como complemento a la estrategia de marketing y comunicación de cualquier empresa. Llama la atención, es creativo y si es bueno crea recuerdo. Así que no hay motivos por los que no implementarlo.

Formas en las que el vídeo influye en las decisiones

Google enumeró tres formas en las que el vídeo influye en los compradores:

  1. El vídeo como lista de la compra
    Los usuarios ven vídeos para que se les recuerden los artículos que necesitan comprar.
  2. Da confianza a la gente y se siente informada
    Esta es una referencia a la investigación sobre temas técnicos relacionados con su dinero o su vida, sintiéndose capaces de abordar una situación con más perspicacia y conocimiento.
  3. Los comentarios de video influyen en las decisiones de compra
    Las reseñas en vídeo son reseñas de productos. ¿Utilizas YouTube para ver los comentarios de los productos? Por supuesto que sí.

Youtube

Youtube

Agrupa la mayor cantidad de videos dentro de la web. Es la plataforma audiovisual para mostrar el contenido.

Cada día son más los Influencers y personas que recurren a esa técnica para hablar de sus experiencias, dar consejos y convertirse en Youtubers.

Según Google, YouTube es utilizado por más del 55% de los consumidores como parte de la toma de decisiones de compra. Ahí es donde el marketing en YouTube tiene sentido.

¿Cómo ponerlo en práctica?

Primero de todo debemos tener claro una cosa: uno de los objetivos del vídeo es convertir. Hacer que el usuario tenga la necesidad de utilizar el producto o servicio. El vídeo es una excelente forma de aumentar esa probabilidad de conversión.

  1. Conoce a tu público objetivo: El público objetivo podríamos definirlo como el grupo de personas que quieren y/o necesitan lo que nuestro negocio o marca pude ofrecerles y, por esa razón, serán mucho más propensos a consumir nuestros productos y a contratar nuestros servicios profesionales. A qué se dedica, dónde trabaja, qué le interesa, qué redes sociales usa, cuáles son sus búsquedas en la web…podrían ser claves para nuestro vídeo.
  2. Establece objetivos: deben ser SMART, es decir, específicos, medibles, alcanzables, relevantes y definidos en el tiempo.
  3. Estudia la competencia: saber en qué ámbito competimos, identificar oportunidades de negocio, detectar elementos diferenciadores y preever posibles reacciones.

¿Te gustaría ponerlo en práctica?

Ya está todo casi listo, solo falta ponerlo en marcha y dejar volar la creatividad.

¿Te animas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat